jueves, 10 de mayo de 2007

Tarde de Astrofísica.


Ayer fué uno de esos días en que uno llega a casa habiendo encontrado la paz interior. Por la tarde montamos el telescopio portátil frente a la facultad de Física de Salamanca, al sol, ibamos con la intención de ver manchas solares. Orientamos el trípode a la polar, atornillamos el tubo del telescopio y colocamos el contrapeso. Para apuntar al sol, puesto que cuando era pequeño mi madre me dijo que no mirara directamente al sol, se procede colocando el telescopio de forma que la sombra que produce sea la menor posible, de forma que el plano del espejo sea perpendicular a los rayos que proceden del sol. Una vez conseguido esto, se centra el sol en los telescopios guía, primero en el mas pequeño (con mayor campo) y luego en el grande, proyectando en todo momento la imagen sobre un papel, nunca mirando directamente. Una vez centrado en los guías, si están bien alineados con el principal, la imagen del sol aparecerá sobre una pantalla colocada a tal efecto sobre el ocular. ¿Que vemos? Un circulo, muy redondo el, blanco, como una sandia. En esta ocasión no hay manchas solares, si las hubiera, se verían zonas negras en la imagen, muy pequeñas, pero sin llegar a ser puntos, como formas mas o menos circulares de unos milímetros de radio. Otro día contaremos que son las manchas solares.
Y ademas, sabemos desenvolvernos bien con la gente que pueda pasar a preguntar que estamos haciendo :)