jueves, 10 de mayo de 2007

Noche de astrofísica


Después de ver el sol, cuando se escondía por el oeste, camino del mar, nos encaminamos al telescopio grande, en lo alto de la facultad, escondido en una cúpula de metal, dejando atrás las marsopas, y ascendiendo una escala tortuosa... se eleva desde lo mas profundo del edificio trilingüe una columna gris, de hormigón, coronada por una montura ecuatorial, (orientada a la polar con un ángulo de 40º58' puesto que estamos en la prestigiosa universidad de Salamanca) se alza majestuoso el telescopio que nos hará pasar una noche inolvidable.
Empezamos el viaje rumbo a venus, el lucero del alba, o el lucero vespertino, puesto que lo vimos al anochecer. Como venus esta entre el sol y la tierra, vemos que tiene diferentes fases, al igual que la luna, anoche se presentaba como una D con la parte plana por abajo. Muy brillante y extenso (no es un punto...).
Después nos encaminamos a la constelación del Boyero, situados en la osa mayor, prolongando la cola, nos arqueamos hasta arturo o arcturus, una K2, y descendiendo un poco más, llegamos hasta la spica de virgo, una B1, a dos horas de arturo, buscábamos el cúmulo de hércules, M13, pero por la noche tan luminosa que teníamos, no fue posible, así pues, buscamos otro cúmulo; el pesebre de cáncer; en la constelación de géminis, tenemos a castor(A2) y a pollux(K0) y entre cáncer y géminis tenemos el cumulo abierto M44, conocido como el pesebre de cáncer, este si que lo vemos, un grupo de estrellas, unas 10 juntitas...."¡Oh, Dios mío! Está lleno de estrellas..."
Intentamos hacerle una foto con la cámara CCD, pero no conseguimos enfocarla, así que buscamos una estrella brillante para que sea mas fácil colocar la cámara, y luego volver al cúmulo.
¿Pues menudo coñazo no? Volver a otra estrella, centrarla, poner la cámara, volver al cúmulo. Bueno, es para lo que hemos venido, así que al turrón.
-Esa estrella parece que brilla mucho, vamos a por ella.
La encontramos, la centramos y la vemos.
- Eso parece un planeta.
Dice el profesor, se asoma lo caza y dice:
- Vais a tener suerte y vais a ver Saturno, el planeta mas bonito que ha parido madre! Más bonito que coruscant!
- Después de la tierra, claro.
- No, no, el más bonito.

Saturno, he oído decir que tiene anillos...
subes la escalera...
vas pensando en ver un punto gordo como venus...
y de repente...
ves saturno, saturno entero, redondo, blanco, y con anillos. Parece... no se que parece, nunca e visto nada igual.
Es fantástico.